Mangle-Benín

Proyecto para Apoyar el Manejo Sostenible y Conservación de la Biodiversidad de los Manglares en el Canal de GBAGA en Benín y el Golfo Dulce en ACOSA, Costa Rica.

Este proyecto, que se ejecutó en 2009 – 2010, formaba parte del Programa de Cooperación Sur – Sur, el cual surgió a partir de la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible, que tuvo lugar en Johannesburgo en el año 2002. A partir de esta cumbre, la República de Benín, el Reino de Bhután (Asia del Sur) y la República de Costa Rica, con el apoyo financiero del Reino de los Países Bajos, entraron en un Acuerdo de Asociación Estratégica con el fin de cooperar en el área de Desarrollo Sostenible.

El Proyecto para Apoyar el Manejo Sostenible y la Conservación de la Biodiversidad en los Manglares del Canal Gbaga en Benín fue ejecutado durante seis meses por la organización Eco-Ecolo en el año 2009. La segunda fase de este proyecto buscó apoyar el manejo sostenible y la conservación de los manglares del Golfo Dulce en la zona sur de Costa Rica. Esta fase del proyecto fue ejecutada por la Fundación Neotrópica, maximizando la incidencia de la organización en la zona a través de su Centro de Estudios y Empoderamiento Comunal (CEEC ubicado en Rincón de Osa y el trabajo conjunto que realiza con organizaciones locales.

Contexto y problemática de los Manglares

Los ecosistemas de manglares en las zonas tropicales representan un santuario que le brinda albergue a una gran diversidad biológica. La diversidad animal que habita este tipo de ecosistemas incluye especies de aves, reptiles, peces, crustáceos y moluscos. Además, los manglares cumplen con otras funciones, como la estabilización del litoral y la prevención de la erosión de las zonas costeras.

Los manglares también proveen a gran parte de la población humana con actividades económicas y bienes, como establecimiento para familias, leña, pesca y ecoturismo. Los manglares además proveen sustancias médicas y ofrecen hábitats y cultivos naturales de semillas muy importantes para muchas especies acuáticas. Por esto, los manglares juegan un papel muy importante como lugares de interés para la conservación y la productividad.

Amenazas para los Ecosistemas de Manglar en Benín y Costa Rica

Como países tropicales en desarrollo, Benín y Costa Rica comparten muchas similitudes en ecosistemas y recursos. La situación de las costas y los humedales es crítica en ambos países debido a una serie de factores. En nuestro país, las principales amenazas a estos ecosistemas son la falta de políticas para el uso de tierras, desarrollo turístico descontrolado, contaminación, deforestación en tierras altas y sobreexplotación de los recursos.

Actualmente se presenta una nueva amenaza, con la posible reaparición de proyectos para la extracción de minerales como el oro, en las cuencas hidrográficas de la Península de Osa, lo cual afectaría directamente el área de manglar que se pretende ayudar a proteger y restaurar con este proyecto.

El proyecto en Benín

Previo a la realización del proyecto en Costa Rica, se ejecutó una primera fase en el Canal Gbaga en Benín por parte de la organización Eco-Ecolo. La aplicación de este proyecto tuvo los siguientes resultados:

  • Se informó a 500 personas, de las cuales la mitad son mujeres, acerca de las reglas de acceso y estrategias de manejo sostenible de los manglares.
  • Se desarrolló e implementó un documento marco de desarrollo y manejo regional de los manglares.
  • Se reforestaron 2 hectáreas de bosque las cuales son protegidas por mujeres y jóvenes de la región.
  • Se sembraron 200.000 plántulas de manglar.
  • Se crearon 5 clubes ambientales en los cuales están involucrados 636 personas entre alumnos y profesores de las escuelas locales.
  • Se formaron comités de seguimiento en cada villa alrededor de la zona del proyecto.

Ayudando al Manejo Sostenible y Conservación de los Manglares en el Golfo Dulce

La Fundación Neotrópica lleva más de 20 años trabajando en la zona sur de Costa Rica, específicamente en la Península de Osa y la Reserva Forestal Golfo Dulce. Gracias a esta labor, fue posible identificar la importancia de los ecosistemas de manglar del Golfo Dulce y la necesidad de recuperar parte de la cobertura que han perdido.

El proyecto conjunto entre la organización Eco-Ecolo, de la República de Benín, y la Fundación Neotrópica, nos dio la oportunidad de disponer de recursos para fomentar el manejo sostenible y la conservación de este importante ecosistema.

El objetivo general de este proyecto era “contribuir al manejo sostenible y a la conservación de los recursos biológicos de los manglares y ecosistemas de humedal a través de la participación de las comunidades locales y la reducción de la pobreza en Benín y Costa Rica”. en base a un enfoque integral y sensible desde el punto de vista de la equidad de género, y por medio de la elaboración de un plan de manejo que permita la restauración y preservación de estos ecosistemas.

Un eje fundamental de la Fundación es promover la autogestión comunitaria, por lo que este proyecto se ha venido trabajando de la mano con organizaciones locales como co-ejecutores, lo que permite rescatar el conocimiento y la experiencia local en el manejo sostenible de los recursos naturales que han servido como base de su subsistencia.

Organizaciones locales que participan en el proyecto

Asociación de Pescadores y Piangueros del Golfo Dulce (ASOPEZ)

Pequeña asociación de pescadores y extracción de moluscos cerca de La Palma de Puerto Jiménez, que ha estado denunciando, constantemente, durante los últimos años, las amenazas que sufren los manglares en el área interna del Golfo Dulce. ASOPEZ tiene experiencia en impartir talleres de entrenamiento para el monitoreo biológico. Tiene 26 miembros dedicados a la pesca responsable, manejo sostenible del ecosistema de los manglares, turismo rural y manejo compartido de áreas protegidas.

Centro Socioambiental Osa

Es una organización de base social que posee como misión el empoderamiento de las representaciones comunitarias de la Península de Osa y región del Golfo Dulce, promoviendo e integrando actividades socioeconómicas y conservación de los recursos naturales.

COOPEMANGLE

Cooperativa de base comunal localizada en Bahía Coronado con experiencia en el manejo y aprovechamiento en parte de los manglares del Húmedal Nacional Térraba Sierpe.

Guías Locales

Guías locales Como parte de los procesos de formación que promueve la Fundación Neotrópica, para el uso inteligente de los recursos naturales, se conformó un grupo de jóvenes que participaron en el Curso de Guías Naturalistas Locales enero y abril del año 2009 en las instalaciones del Centro de Estudios y Empoderamiento Comunal de la organización. Tres de los graduados, que viven en el área donde se desarrolla el proyecto, participan en el mismo como parte del equipo de sensibilización ambiental.

Contrapartes

Además de las organizaciones locales, participaron otras organizaciones como Eco–Ecolo, que fue la encargada de ejecutar el proyecto en Benín y que participa como co-coordinadora del proyecto en Costa Rica.

También se contó con el apoyo de Fundecooperación, como organización encargada de la implementación del Convenio Bilateral de Desarrollo Sostenible entre Costa Rica y el Reino de los Países Bajos.

Contrapartes

Por otra parte, también estuvieron involucradas en el proyecto organizaciones como la Coalición Técnica del Corredor Biológico Osa, MARVIVA, que incide en el manejo sostenible del Humedal Nacional Térraba Sierpe.

Población beneficiada con el Proyecto

Ver Beneficiarios Proyecto Mangle)Benín en un mapa más grande.

En Costa Rica, los beneficiados con el proyecto fueron las comunidades de la parte interna del Golfo Dulce, en ACOSA, cerca de los ecosistemas de manglares del Corredor Biológico de Osa, especialmente las mujeres que recolectan moluscos, los pescadores artesanales y otros grupos, como los jóvenes involucrados en actividades de ecoturismo.

Las comunidades específicas fueron Mogos, Bahía Chal, Rincón, Puerto Escondido y La Palma. Las primeras tres son parte del distrito de Sierpe, en el cantón de Osa, Puntarenas. Las otras dos se encuentran ubicadas en el distrito de Jiménez, en el cantón de Golfito, Puntarenas. Como indica el censo del año 2000, estos distritos presentan serias desventajas en términos de indicadores sociales.

Actividades ejecutadas y logros del proyecto en Costa Rica

  • La sensibilización y capacitación sobre la importancia de los ecosistemas de manglar y técnicas de manejo sostenible de once comunidades locales con una participación de más de 750 personas. De éstas, más de la mitad fueron mujeres. La capacitación incluyó talleres de buenas prácticas de manejo y de actividades productivas sostenibles.
  • La creación de 6 clubes ambientales en diferentes escuelas con la participación de más de 300 personas en la actividad de clausura del proyecto.
  • Más de 105.000 plántulas fueron sembradas comunitariamente (con desarrollo de tecnologías locales de vivero y siembra) en las zonas del Golfo Dulce en las que han sido eliminados (Estas áreas fijarán entre 18 y 42 toneladas métricas de carbón por hectárea por año y generarán entre $12.000 y $102,000 por año en servicios ambientales para Costa Rica y el mundo.
  • Restauración comunitaria enfocada especialmente a las mujeres y niños/as de hábitat con especies forestales asociadas al manglar y reforestación de 2 hectáreas incluyendo una especie considerada en peligro: el alcornoque (Mora oleifera).
  • Resoluciones de apoyo al programa de parte de la Municipalidad del Cantón de Osa.
  • El establecimiento y equipamiento de un comité de monitoreo para darle seguimiento a estos resultados y coordinar con las autoridades locales de conservación de Area de Conservación OSA (ACOSA).

Impactos del Proyecto

  • Ambiental: La implementación de este proyecto tuvo un impacto ambiental tanto a nivel local, como nacional e incluso internacional. La instalación de una cubierta vegetal es una actividad que garantiza la reconstitución del hábitat de la fauna que había desaparecido, y consecuentemente, aporta a la lucha contra el cambio climático, por la retención de carbono y el intercambio de gases. A nivel internacional, las aves migratorias van a encontrar sitios adecuados para anidar. La rehabilitación de los manglares asegura la protección de las zonas costeras en ambos países. Del mismo modo, todos los participantes del proyecto van a haber reforzado sus capacidades técnicas, lo que los impulsa a tener un mejor manejo sobre sus actividades.
  • Social: En el plano social, el mejoramiento de las condiciones ecológicas, inducido por la implementación del proyecto, buscó limitar los movimientos migratorios de las comunidades que enfrentan la pobreza, teniendo como única salida, la migración rural. Del mismo modo, los conflictos relacionados con la explotación de los recursos.
  • Económico: El proyecto partició en la mejora de las condiciones de vida de las poblaciones locales. La restauración de los bosques manglares permitió incrementar la productividad local, con productos de pesca, como cangrejo, ostras, moluscos y pescado, además de las oportunidades ecoturísticas y de productos artesanales. Lo anterior, más la generación de nuevas actividades de producción, van a mejorar apreciablemente las condiciones de vida de las poblaciones, y van a reducir el estado de pobreza en el que viven.
  • Igualdad de Género: Este proyecto además buscó mejorar la igualdad de género, distribuyendo de una mejor forma la participación del hombre y la mujer en todas las áreas de la sociedad y garantizando el mismo aprendizaje. La equidad entre hombres y mujeres es una condición indispensable y el indicador de un desarrollo humano sostenible.

Si está interesado en ampliar su conocimiento sobre algunos temas mencionados, visite los siguientes enlaces

Calentamiento Global

Cambio Climático

Donar
Involucrarse
 
Logo
Desarrollado por Drupux